Para nuestros viajeros en busca de un lugar para descansar, en nuestro Faro del Valle hemos creado un lugar para relajarse y sanar, La Caracola, donde se puede recibir terapias alternativas como  masajes relajantes y descontracturantes, sonoterapia con cuenco de cuarzo, biomagnetismo, reflexología, reiki y así, recuperarse del ajetreo y el estrés de la ciudad, obteniendo un estado renovado de nuevas y curativas energías.

Además de las terapias alternativas tenemos dos tinas de jacuzzi al exterior con hidromasaje ($15.000 cada una /hora).

También contamos con un acogedor jardín que le invita a sentarse y leer los libros de crecimiento personal que se encuentran a su disposición en nuestra biblioteca.

Masajes y terapias desde $25.000 la hora

El Biomagnetismo Médico, también llamada terapia Par biomagnético, es una terapia complementaria natural que diagnostica y trata un gran número de enfermedades mediante el uso de pares de imanes de intensidad media. Estos imanes son usados para normalizar o igualar el nivel de pH de la enfermedad de orgnanismo. El biomagnetismo es una alternativa de tratamiento científicamente sólida, desarrollada por el Dr. Isaac Goiz de México, que pueden ayudar a eliminar la enfermedad, restaurar y mantener la salud física y mental.

En 1988 el Dr. Isaac Goiz, un Médico Cirujano mexicano, descubrió Pairs Biomagnetic y comenzó a estudiar y desarrollar la Terapia Par biomagnetico. Debido a este descubrimiento la Universidad Internacional Oxford presentó el Dr. Goiz el Doctorado en Filosofía en Medicina Bio-energética en 1999. De acuerdo a la teoría detrás de biomagnetismo médico, un gran número de enfermedades, incluyendo cáncer y muchas otras enfermedades complejas, están asociados fundamentalmente con cambios en el nivel de pH de los órganos internos.

Si un órgano o sistema físico tiene un pH equilibrado, la enfermedad no se puede desarrollar. Los cambios en el nivel de pH de un órgano o sistema físico están asociados con la presencia de virus, bacterias, hongos, parásitos, toxinas y otros factores nocivos. Esta terapia vibracional actúa sobre el cuerpo en los desequilibrios de pH que pueden ser la causa de la disfunción física o psicológica de una persona y restaura la salud al equilibrar los niveles de ácidos y alcalinos del cuerpo mediante la aplicación de imanes de mediana intensidad a las áreas específicas del cuerpo durante un período corto de tiempo.

El Reiki es un antiguo sistema de técnicas basadas en los principios de canalización de la energía del terapeuta en el paciente por medio del tacto, para así activar los procesos curativos naturales del cuerpo del paciente y restaurar el bienestar físico y emocional.

Reiki se puede definir como una energía no física de curación compuesta de energía vital, que se guía por una inteligencia superior, o que es espiritualmente guiada por energía de fuerza vital. Esta es una definición funcional, ya que se asemeja mucho a las experiencias que comentan los practicantes, en que la energía Reiki parece tener una inteligencia propia que fluye donde el cliente la necesita y crea las condiciones de curación necesarias para las personas que necesitan sanar.

Esta técnica de curación no invasiva y completamente benigna se está volviendo más y más popular. Como la medicina occidental sigue explorando métodos alternativos de curación, el Reiki está destinado a jugar un papel importante como un beneficio en la práctica de la curación, siendo aceptado y valorado su uso.

Estos son algunos de los muchos beneficios que el Reiki nos puede traer: Funciona en todos los niveles, sea física, mental, emocional y espiritualmente. Promueve la auto-sanación porque libera la energía de curación interna de la persona. Fortalece la mente, el cuerpo y el espíritu, equilibra la frecuencia vibratoria del cuerpo y la mente, produciendo una relajación profunda.

También ayuda a liberar bloqueos y purificar las toxinas. Equilibra los centros de energía (chakras), restaura la armonía y fluye en cantidad ilimitada ayudando al crecimiento personal y espiritual.

Proporciona beneficios mentales y hace sentirse más satisfecho con la vida, da más confianza en sí mismo y potencia la autoestima. Desarrolla recursos potenciales de energía humana y espiritual, combatiendo así el estrés. Ayuda a tener más facilidad para superar las crisis emocionales y a encontrarse a sí mismo.

La posibilidad de sanar y encontrar cura con la medicina alternativa y/o complementaria se ha vuelto una realidad cada vez más latente en la actual sociedad. Cada ser viviente ha considerado la posibilidad de buscar la sanación en otro lugar y de otra manera. Por eso, la Sonoterapia se ha ganado un puesto importante dentro de la humanidad occidental, que ha ido de a poco, incluyendo en su vida rituales y terapias provenientes del Oriente.

Una de estas opciones que posee más adeptos con el correr del tiempo es la Sonoterapia o Terapia del Sonido, que basa su ejecución en el principio de la resonancia.

¿Cómo funciona?

Esta medicina vibracional, tiene una base científica que expone que todo lo que existe se encuentra en una constante vibración en una frecuencia definida, desde lo más microscópico hasta lo más inmenso, que incluye átomos, células, seres, planetas y el universo completo.

De esta manera, bajo el principio de la resonancia y según lo que exponen los científicos, la terapia del sonido es la que se dedica a, mediante el sonido, transmutar y transformar las frecuencias que se manifiestan en nuestro ser en forma densa, que perjudica el equilibrio de nuestro sistema, como también potenciar y aumentar las energías sutiles que nos aportan equilibrio. Cada órgano y célula de nuestro organismo vibra a una determinada frecuencia, por lo tanto, somos seres sonoros y la Sonoterapia, utiliza el sonido para equilibrar aquella frecuencia que no están en armonía en nuestro sistema.

Para lograrlo, utiliza instrumentos sonoros que emiten una vibración y sonido determinado, que es recibido por los diferentes canales del receptor, y así, el organismo comienza a vibrar según las ondas sonoras que comienza a recibir de un cuenco tibetano, de cuarzo o la herramienta que elija el terapeuta al momento de la intervención.

Sus beneficios

La Sonoterapia puede ser aplicada con cuencos, campanas, diapasones, gong, etc, que emite un sonido potente que hace trabajar al organismo. En el caso de los cuencos tibetanos, éstos generan, entre otras cosas, relajación profunda, lo que induce a los sistemas corporales (en todas sus dimensiones) a la auto reparación y al equilibrio.

Las personas que se someten a esta sanación por medio del sonido, buscan tratar el estrés, la ansiedad, dolores de cabeza, depresión, angustia, dolores musculares, estados de ánimo, insomnio, hiperactividad, falta de concentración y todo lo relacionado a nivel emocional, mental, espiritual y físico.